miércoles, 26 de mayo de 2010

Abejaruco común ( Merops Apiaster )

Ya tenía ganas de poder fotografiar a estas preciosas aves. Gracias a David, un compañero de Fonamad, lo he podido realizar.

Esta ave tiene una vista impresionante. Es capaz de ver a una abeja aproximadamente a quince o veinte metros de distancia. Desde donde esté posada, ya sea en un cable de la luz o una rama a ras de suelo, no hace más que observar su alrededor en busca de insectos y más en época de celo.

Mientras permanecíamos en nuestro escondite, sentados en unas sillas que aprovisionó David, observábamos como antes de cada cópula, el macho no dejaba de alimentar a su pareja. Como solemos decir en mi casa "si no hay chapa, no hay chupa".

Sus presas preferidas son las abejas, pero no le desagradan las mariposas, libélulas, tábanos, avispas y abejorros. A estos últimos, observamos como una vez pinzados con el pico, los mataba y los golpeaba contra la rama donde se posaba hasta que el aguijón se desprendía y después los engullía o se los ofrecía a su pareja.




























Otra de las cosas curiosas de estos personajes es donde anidan. Taludes del curso medio de los ríos y muy comúnmente en los taludes y terraplenes de las carreteras o a ras de suelo como en esta ocasión. Horadan un agujero, de trayectoria oblicua de unos 20-30 grados respecto de la horizontal, que puede llegar a los 2 metros de longitud. Al final de dicho agujero acondicionan una pequeña cámara donde ponen de 4 a 6 huevos blancos directamente en el suelo y que incuban entre 19 y 21 días.

Gracias David por facilitarme el poder vivir esta experiencia, todavía me duele el culo.



© 2009 Todas las fotografías son propiedad del autor y sus derechos están reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada